A mi Irlanda.

Llevo días intentando escribir sobre Irlanda y a mi que siempre se me escapan las palabras con Irlanda solo grito notas mudas.

Después de un año recorriendo la isla y recorriendo-me a mi , empecé un viaje hacia el oeste , hacia la isla más pequeña de Aran, Inis Oírr , sin apenas dinero pero con una lista de  cosas por hacer antes de empezar mi nueva aventura.

lista irlanda

No pude surfear, el mal tiempo no me dejo bautizarme en el frio atlántico , tampoco acudí a un “Irish dancing meeting” conocía donde y cuando era, pero aquel viernes me quede bailando otras danzas, otras músicas me tocaban.

Sentía que el tiempo ardía , yo ardía.

Todavía no estaba acostumbrada a las despedidas ¿Cómo podía alejarme de aquel lugar?

Dónde me aprendí, dónde me encontré , dónde me sentí como dice Chico Ocaña un pez de mar abierto, en aquella granja de verdes prados y cielos estrellados, dónde los atardeceres se rompían y un camino al cielo subía.

Mi tiempo era para mi ( y si, también para vosotras mi tribu).

La lluvia siempre empapaba mis zapatos, el aire cortaba mis mejillas dónde por la noche al fuego me contaban historias que yo no me cansaba de escuchar.

¿Y por qué me fui?

Porque no podía quedarme , una mañana me desperté pájaro y sólo sabía volar.

¿Y por qué no vuelvo?

Porque aún me duele haber volado.

Pero hace ya dos lunes que tomo un remedio, una medicina y me duele menos, una bonita casualidad hace que después de un año pueda tachar una cosa más de aquella lista, he acabado bailando danza irlandesa en Italia y entre paso y paso, me siento más cerquita, y más curada.

Lo que no sabia de aquella despedida es que a Irlanda siempre la llevaría en mi mochila y que no era el final de mi viaje sino el principio, que después casi sin darme cuenta pasaría seis meses de sonrisas y lagrimas en la fría Ámsterdam y que me convertiría en una “mas que perra” peleando en guerras de almohadas, que bailaría tantas noches los tambores de sal de la estrellada Turquía, que en las mañanas de Julio abrazaría cada árbol de mis pinares , de mi Castilla y mis pensamientos viajarían por sus campos dorados las tardes de Agosto, que con dos canarias de las islas de fuego aprendería a atarme los cordones en el camino y que llegaríamos a Santiago una mañana soleada ,  que un año después de aquella lista aterrizaría en Verona, que volvería al teatro, que me descubriría a mis 26 años, tímida , que aprendería una nueva gramática , que leería más que nunca, que algunas tardes pasearía entre viñedos y el primer domingo de cada mes me subiría a torres para ver a los enamorados desde arriba, como hormiguitas.

Tan sólo echo de menos los atardeceres , cuando el cielo se rompía , y yo subía.

Ciara Kate and friends

Ballinhasig

Caravan Kenmare Everything you need is love

Let's go and get lost Connemara

Mi Tribu Irlandesa

Más fotos de mi Irlanda :

http://www.flickr.com/photos/lavickinga3/

Anuncios

5 respuestas a “A mi Irlanda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s